TODAS LAS ENTRADAS DEL BLOG DE CRETA +

domingo, 9 de enero de 2011

Magia escondida



Hace 100 años en el pueblo Kalikratis, Sfakia, habitaban 500 personas y hoy en día viven solo 7, la familia de un ganadero. Esta situación es algo común en varios pueblos del interior de Creta. Durante todo el año se celebran varias fiestas, y están invitados los amigos, gente que se encuentra por casualidad en el pueblo, viajeros o turistas. Pero la fiesta más importante se celebra en el verano para el esquileo de las ovejas. 

En la segunda quincena de julio llegan al pueblo todos los amigos, cada uno con sus tijeras a mano, listos para el esquileo. Al final de un día laborioso el ganadero les invita a una cena rica en verdura y carne, abajo de las moreras.Y mientras los hombres trabajan, las mujeres se ocupan a preparar la cena.
Cuando miras a los hombres con sus grandes bigotes, las camisas negras, con una expresión seria en la cara y sentados alrededor de la mesa, alguien puede pensar que conversar con ellos no será algo fácil. Pero es impresionante lo rápido que cambias opinión, ya que en unos minutos te das cuenta que son como niños, abiertos y sin prejuicios. Escuchan y respectan la opinión de sus invitados y a la misma hora hacen lo que pueden para que estés cómodo.
Si sientas a cenar con ellos, tienes que comer y beber todo que te ofrecen. En la cena sirven una gran variedad de tapas, cordero asado, pasta hervida en caldo de carne, queso con miel y todo va acompañado con vino local y rakhi.
Creta está rodeada de mar y es muy famosa por sus magnificas playas, aunque lo que caracteriza Creta son sus montañas y no sus playas. Allí es dónde late su corazón y se esconden sus “misterios”. Los numerosos turistas que llegan cada año a Creta atraídos de los folletos turísticos, no tiene la mínima idea de la magia escondida en los picos de las montañas cretenses.
(Fuente travelpaths.gr)

No hay comentarios:

Publicar un comentario